El islam es la religión que más rápido crece a nivel mundial

Según los últimos estudios llevados a cabo por el Pew Research Center, el islam es el grupo religioso que más rápido crece a nivel mundial y a finales de este siglo podría convertirse en el más numeroso superando en número al cristianismo.

Actualmente el número de musulmanes ronda los dos mil millones (1.800 millones en el año 2015). Como consecuencia, una de cada cuatro personas (25%) del mundo pertenecen al islam según el estudio de Pew Research Center, situándose así en segundo puesto en número por detrás del cristianismo, con un 31% de la población mundial.

Según la tendencia que se muestra, el crecimiento del islam será de un 70 por ciento respecto a 2015, por un 34 por ciento del cristianismo, un 27 por ciento para el hinduismo, un 15 por ciento para los judíos y un 3 por ciento para el ateísmo. Por su parte, se calcula que el budismo descenderá un 7 por ciento.

La mayor parte de la población incluida en este grupo religioso se sitúa en la región Asia-Pacífico, donde se ubican poblaciones como Indonesia, India, Pakistán, Bangladesh, Irán o Turquía. El norte de África alberga, por su parte, un 20 por ciento de la población musulmana mundial.

Los motivos del crecimiento masivo de esta religión se debe a tres motivos. El primero de ellos es la juventud de sus miembros que, a diferencia de otros grupos religiosos como el cristianismo, sitúa la media de edad de sus miembros en tan solo 24 años. El segundo factor determinante es la alta tasa de natalidad de las mujeres musulmanas, con una media de 2,9 hijos por mujer. Por último, la inmigración (especialmente en Europa y Estados Unidos) resulta fundamental para la explicación de este proceso de crecimiento que está experimentando el islam.